Una Ciudad para pocos. El proyecto del Pro en la CABA. (Dos ataques del Gobierno en dos puntos sensibles, educación y vivienda)

Spread the love

 

Los últimos días nos dieron dos ejemplos tristes del proyecto de ciudad que propone el actual gobierno de la Ciudad. El Pro de Macri, Larreta, Micheti y sus funcionarios separó del cargo a dos maestras culpabilizándolas de la tremenda muerte de un nene de cuatro años a manos de su padrastro; e intentó desalojar a un grupo de familias que viven en un hotel que fue dejado a su suerte por el dueño y su representante, el cual fue ocupado por un grupo de familias de trabajadores y trabajadoras que – como muchos jóvenes y no tanto – no tienen acceso a la vivienda, en una ciudad de lucro, donde siguen prevaleciendo las “casas sin gente” y la “gente sin casas”.

Educación privada, destrucción de la pública: otro embate que hay que resistir.

En el JIC 2 DE 12 (Avellaneda 2555) en junio murió Agustín. La comunidad educativa  estaba realizando su duelo cuando llegaron los funcionarios del Ministerio a comunicar la decisión de que Elsa (directora) y Alejandra (maestra de la sala naranja) serían sumariadas y separadas de sus cargos, de manera “preventiva”.  Sordos a todo reclamo, con más de 100 padres, madres y abuelxs explicándoles que ambas eran excelentes docentes y absolutamente necesarias para el proceso pedagógico, no oyeron la necesidad de toda una comunidad educativa. Tres días después volvieron; esta vez éramos más de 300 entre los de adentro y los de afuera. Tan sordos como el martes, el viernes volvieron a repetir “que es una decisión tomada”. Dos docentes eran “parte” en un conflicto que implica una problemática social que como docentes nos excede. Cualquiera de nosotras puede ser Elsa. Les da la cara para culpar a los docentes, aunque es el EOE (Equipo de Orientación Escolar) el que – vaciado de presupuesto – tiene sólo 4 profesionales para responder a 2000 alumnos  y a  toda la problemática que se profundiza al compás de la descomposición social de un sistema que cruje. Definitivamente hay que resistir. El ejemplo de la comunidad del JIC 2 es el modelo a seguir: corte de calle, abrazos, volanteadas. Y la presión sobre los sindicatos (en algunos casos los mismos que negocian nuestro salario como el caso de UTE) logró una convocatoria a un paro de todas las áreas, modalidades y niveles para el miércoles 15, con una previa el lunes 13 de abrazos en todas las escuelas. El miércoles es una cita de honor. Hay que estar ahí. Si tocan a una, nos tocan a todos!

“Casas sin gente”, “Gente sin casas”: negociado inmobiliario y especulación

Gustavo y Miriam viven en el hotel tomado de Rivadavia al 8900. Son laburantes los dos, les fue mal, como a muchos, y sin garantía ni ahorros es muy difícil alquilar. Pese a los falsos programas que nos vende Macri y el Banco Ciudad por la tele. Otras familias también viven ahí. Desde el año pasado no tienen luz ni gas, y el agua es escasa. Hay niños discapacitados, mujeres amas de casa, hombres que viven de changas. Siempre hay olor a limpio, lavandina en el baño común y una gata muy oronda que comparte la estadía en este lugar. Ellos no quieren vivir acá. No quieren vivir así. Quieren una solución para el problema de la vivienda que los golpeó en la cara. Y el ESTADO debe hacerse responsable. Porque son responsables. Hoy lunes 13/7 fue un oficial de justicia a desalojarlos, pero resistieron. Lograron una reivindicación mínima: una prórroga porque no habían tenido tiempo de prepararse para irse. Y no tienen a dónde ir.

Hace falta poner fuertes impuestos a las más de 350.000 viviendas ociosas, en donde no vive nadie. Desincentivar la especulación en ladrillos, las casas vacías. La gente con problemas de acceso a la vivienda son cada vez más. En la CABA somos un millón de inquilinos. 500.000 personas en emergencia (sin casa). Los que alquilaban con la crisis van a una pensión, o un hotel. Los de los hoteles se van a las villas, que crecen sin control ni urbanización para dignificar. Sin cloacas, sin asfalto, sin infraestructura. Todo sigue así en la Ciudad de Macri.

¿Quién vota los proyectos inmobiliarios?

Es lamentable, porque muchas veces con muchos luchadores honestos nos encontramos defendiendo a los sectores más desprotegidos. Pero hay que discutir con todos los elementos de la realidad. El Pro nunca tuvo mayoría en la Legislatura y sin embargo hubo bloques que se alternaron en el rol de facilitarle las votaciones tanto de los presupuestos que en Salud, Educación y Vivienda iban a la baja, como las principales entregas como fue la de los terrenos del Borda con la venta del Mercado del Plata, o los polos que garantizaban exenciones impositiva s a los principales grupos económicos, o la construcción indiscriminada de Shoppings y mega torres. El Frente para la Victoria primero, ECO después, fueron estos garantes del negociado. Podemos elegir no ver esta realidad, pensando que la confusión que generan en la base honesta, o en sus cuadros medios, es de verdad. O podemos verla tal cual es.

El que gobierna para los mismos sectores de poder, más temprano o más tarde termina empujando hacia abajo el nivel de vida de la mayoría.

Soy maestra, y después de mi mandato como comunera, pretendo volver a la escuela. Nunca viví de los privilegios de la política, cobro como una maestra aunque estos años no haya ejercido. No hago política para vivir como el sector privilegiado que especula con los ladrillos, sino que pretendo que los gabinetes pedagógicos que exigen los docentes, el papel higiénico que pagan las cooperadoras, y todos los recursos de la escuela, se garanticen por la vía de retirar los subsidios estatales a las escuelas privadas. Quiero una educación pública de calidad, y allí voy a educar a mis hijos en el futuro. Sigo creyendo que cuando los que queremos estas cosas nos pongamos de acuerdo, los de arriba, esos privilegiados y sus partidos, no van a tener mucho más que hacer con lo que es de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *